¿Qué es una marca y cómo se registra en Costa Rica?

Una marca consiste en un signo o una unión entre varios signos para diferenciar o distinguir los servicios o productos que vende una empresa de otra.

Por ejemplo, cuando usted se acerca a una cámara de refrigeración de un supermercado en Costa Rica y quiere comprar un helado, es muy probable que la marca lo guíe sobre cuál helado escoger.

Entonces, podrá encontrar helados de muchas marcas: Dos Pinos, Häagen-Dazs, TCBY, Sarita, Yolobon, Lala, Los Paleteros, Pops, Nikkos, entre otras.

Según su gusto y las características de cada marca (sabor, ingredientes, calidad, materiales del empaque), usted tomará su decisión.

Si no existieran las marcas, sería bastante difícil distinguir un producto de otro, probablemente sería muy enredado elegir.

Las marcas pueden ser:

Denominativas: cuando se usan una o varias palabras, ya sea que signifiquen algo o no. Pueden emplearse números también. Un ejemplo es la marca Sony, que solo usa letras, sin ningún dibujo.

Crédito de la foto: John Karakatsanis/ Licencia Creative Commons.

Gráficas: Se utiliza un dibujo o diferentes formas, sin que haya letras. Un ejemplo claro es la manzanita de Apple (cuando viene sola).

Crédito de la foto: Kevin T. Houle/ Licencia Creative Commons.

Mixtas: Cuando se usan letras y dibujos. Por ejemplo, Doritos, que trae las letras y los rayos anaranjados.

Crédito de la foto: Willis Lam/ Licencia Creative Commons.

Tridimensionales: Incluyen los envases y envoltorios de un producto. La botella de Coca Cola es un ejemplo.

Crédito de la foto: Like_the_Grand_Canyon/ Licencia Creative Commons.

El procedimiento de inscripción en Costa Rica

Primer paso: Antes de inscribir una marca, se recomienda hacer una investigación previa para saber si esa marca ya está registrada o si el nombre que se quiere inscribir se parece mucho al de otra marca.

También hay que tomar en cuenta que no se pueden usar nombres generales (por ejemplo, que usted quiera inscribir la palabra “lápiz”); ni se pueden inscribir marcas que ridiculicen a alguien o atenten contra la moral; no se puede registrar una marca que se parezca a un signo de un país; tampoco se podría registrar como marca un simple color.

Crédito de la foto: Austin Public Library/ Licencia Creative Commons.

La búsqueda se puede hacer en la página web del Registro Nacional (para la cual hay que registrarse gratuitamente) o incluso se puede consultar en las bases de datos del Registro de Propiedad Industrial, ubicado en Zapote.

Segundo paso: Debe cumplir con una serie de requisitos, establecidos en un formulario (acá lo puede descargar), que deberá entregar en el Registro de Propiedad Industrial.

En lugar del formulario, puede presentar un escrito que contenga todos los requerimientos, si así lo prefiere.

Dentro  de los datos que hay que ofrecer está el nombre de quien solicita la inscripción de la marca, la cédula, el estado civil, el domicilio, entre otros.

Si es el apoderado de la empresa, debe aportar la certificación respectiva.

Si es un abogado quien hace la inscripción por usted, se debe aportar el poder especial.

Crédito de la foto: Anthony Albright/ Licencia Creative Commons.

Posteriormente, debe incluir la marca (ya sea denominativa, figurativa o mixta, según el caso) en el documento.

Igualmente, hay que indicar si se trata de una marca de servicios (resguarda servicios) o una marca de fábrica o de comercio (que salvaguarda productos).

Lea también: ¿Qué es la propiedad intelectual y por qué es importante conocer sobre ella?

Si el nombre de la marca está en otro idioma, se debe traducir.

Un punto muy importante es que debe detallar cuál es la clase internacional y qué exactamente desea proteger (qué productos y qué servicios).

¿Qué es una clase internacional?

Existe lo que se conoce como Clasificación Internacional Niza que agrupa, por decirlo de una forma, un montón de productos y servicios, que están enumerados.

Del número 1 al 34 se agrupan productos y del número 35 al 45 servicios.

Crédito de la foto: Tormod Ulsberg/ Licencia Creative Commons

Por ejemplo, la clase 31 incluye cereales no procesados, frutas y vegetales frescos, hongos frescos, entre otros alimentos.

Entonces, si se quiere inscribir una marca de hongos frescos, la clase internacional que habría que poner es la 31.

Otra información que hay que incluir es de dónde es la marca (el país) e incluir un medio para recibir notificaciones (puede ponerse un correo o un fax).

Tercer paso: Hay que pagar $50 (aunque hacen un descuento y queda como en $47) por cada clase. Por ejemplo, si su marca produce maletas (clase 18) y cajas de música (clase 15) y quiere proteger ambas clases, pagaría $50 por cada clase.

El comprobante de pago debe adjuntarse a la solicitud.

Quinto paso: El Registro va a recibir la documentación y va a hacer dos análisis:

Examen de forma: Verifica que todos los requisitos estén (la información, los documentos necesarios, el pago).

Examen de fondo: El Registro va a analizar si la marca se parece a otra marca ya registrada, si la marca viola la moral o el orden público, o si se encuentra o no dentro de las prohibiciones.

Crédito de la foto: Theilr/ Licencia Creative Commons.

Si hubiese algún defecto de forma, le darán 15 días hábiles para corregirlo, mientras que si el defecto es de fondo, le darán 30 días hábiles para hacer la corrección o para presentar sus argumentos.

Sexto paso: Si todo está bien (no hay prevenciones de forma ni de fondo), el Registro le va a notificar que tiene que ir a recoger un edicto y llevarlo a la Imprenta Nacional. Tiene seis meses para hacerlo.

Allí tendrá que hacer un pago (el monto variará según la cantidad de palabras del edicto).

Una vez que se pague, el edicto se va a publicar tres veces (de forma seguida) en el diario oficial La Gaceta (se publica en línea).

Digamos que la primera publicación se hace el 29 de noviembre de este año, la segunda sería el 2 de diciembre y la tercera el 3 de diciembre.

Séptimo paso: Si nadie se opuso a la inscripción de su marca, el Registro emite una constancia de inscripción (hay que pagar 125 colones por un timbre fiscal y 25 colones por un timbre de archivo).

El registro es por 10 años desde la fecha de inscripción. Luego, se puede renovar cada 10 años.

En cuanto a las oposiciones, ¿qué son exactamente?

Crédito de la foto: Lilywarrior/ Licencia Creative Commons.

Si hay otra marca cuyo representante considera que con la inscripción de otra marca se puede ver afectado su negocio (por ejemplo, porque el nombre se parece mucho y puede causar confusión en los consumidores), puede oponerse a su registro. Igualmente, cualquier persona podría oponerse.

Eso sí, el plazo para hacerlo es de dos meses desde que se hace la primera publicación en el diario La Gaceta.  En el ejemplo que dimos arriba, la primera publicación fue el 29 de noviembre del 2019. Entonces, habría tiempo para oponerse hasta el 29 de enero del 2020.

El Registro decidiría si esa oposición es atinada o no. En todo caso, ambas partes (la marca que quiere registrarse y la persona que se opone), pueden presentar un recurso de revocatoria con apelación en subsidio contra la decisión del Registro. La apelación la analizaría el Tribunal Registral Administrativo.

Un punto por considerar es que para inscribir una marca no se requiere contratar los servicios de un abogado, ni la autenticación de la firma. Puede hacerlo por usted mismo.

No obstante, en el país hay muchos bufetes y profesionales que se especializan en propiedad intelectual y pueden asesorarle.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s