¿Qué medidas ha tomado Costa Rica para disminuir la crisis económica causada por el Covid-19?

Muerte, cientos de contagios, sufrir un despido, cierre total y parcial de negocios, salir a trabajar y exponerse, pérdidas económicas, pánico, hacer teletrabajo, son algunas de las consecuencias que ha generado el coronavirus (Covid-19) tras su llegada a Costa Rica.

El Gobierno (que, según el artículo 9 de la Constitución Política, incluye al Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial) ha tomado una serie de medidas para disminuir los efectos económicos de la crisis causada por esta pandemia.

Dentro de ellas se encuentran las siguientes:

Moratoria en pago de algunos impuestos

El Poder Ejecutivo envió a la Asamblea Legislativa un proyecto de ley que ya fue aprobado en segundo debate por los diputados(as), denominado Ley de Alivio Fiscal ante el Covid-19.

En Costa Rica, para que un proyecto sea ley, debe ser aprobado en dos debates por los legisladores(as), debe ser firmado por el Presidente de la República y publicarse en el diario oficial La Gaceta.

¿Cómo busca generar alivio esta norma?

Primero, a quienes deban pagar el impuesto al valor agregado (el IVA) se les permitiría que en abril, mayo y junio de este año solamente presenten la declaración del impuesto ante el Ministerio de Hacienda, pero sin hacer el pago.

Crédito de la foto: Nik Andr/ Licencia Creative Commons

Tendrán oportunidad de hacer el pago de esos meses a más tardar el 31 de diciembre de 2020, sin que se les cobren multas ni intereses.

Segundo, las empresas o trabajadores independientes a los que les tocaba realizar pagos parciales del impuesto sobre las utilidades (impuesto sobre la renta), ya fuese en abril, mayo o junio de 2020, se les da la oportunidad de que no los paguen (y se cancelen posteriormente).

Esto no aplica para los contribuyentes que tengan un período fiscal especial.

Tercero, las empresas que deban pagar el impuesto selectivo de consumo (deben declarar y pagarlo quienes se dediquen a la importación o fabricación nacional de ciertas mercancías) y que estén registrados en Registro Único Tributario de la Dirección General de Tributación, se les brinda la oportunidad de solamente presentar la declaración de ese impuesto, pero no pagar el impuesto de abril, mayo y junio de 2020. Deben pagar a más tardar el 31 de diciembre del 2020 sin que se les cobren multas ni intereses.

Por último, los importadores que estén inscritos como contribuyentes en el Registro Único Tributario de la Dirección General de Tributación, pueden nacionalizar sus mercancías sin pagar los aranceles de abril, mayo y junio de 2020.

Como en los casos mencionados, el pago de esos meses puede hacerse, a más tardar, el 31 de diciembre del 2020.

La norma permite que todas las anteriores medidas se extiendan un mes más por medio de un decreto que el Poder Ejecutivo podría emitir.

Crédito de la foto: Dave Dugdale/ Licencia Creative Commons

Reducción de jornadas laborales

Otro proyecto que aprobaron los diputados es una legislación que les permite a los patronos bajar la jornada de trabajo hasta un 50% si las ganancias del negocio se reducen en un 20% (deben aportar prueba de esto o realizar una declaración jurada).

Si las ganancias caen en un 60%, se podría reducir la jornada laboral en un 75%.

Estas disposiciones se ejecutarían por un plazo de tres meses.

Los pagos de salario se realizarían según esas nuevas jornadas laborales.

Si un patrono quiere aplicar estas medidas, debe tener la autorización previa de la Inspección Laboral del Ministerio de Trabajo.

No aplica para mujeres embarazadas ni en período de lactancia.

El proyecto se aprobó en segundo debate este sábado 21 de marzo y su objetivo es evitar que se den despidos masivos.

Crédito de la foto: David Martyn Hunt/ Licencia Creative Commons

Crédito para enfrentar emergencia

Hoy sábado, los diputados aprobaron en primer debate un crédito para afrontar la difícil situación que vive el país a raíz del Covid-19.

El préstamo es de $500 millones y el dinero lo otorgará el Banco de Desarrollo de América Latina.

De acuerdo con información del periódico La Nación, la idea es usar un billón de colones para que la Caja Costarricense de Seguro Social compre equipo y para ayudar a las personas que sean despedidas a raíz del coronavirus, así como a los patronos y trabajadores independientes que tengan empresas y estas se vean afectadas por esta crisis.

Otras medidas que se han tomado tienen que ver con que no se cortará el suministro de agua a quienes estén morosos.

Además, los bancos anunciaron  medidas para flexibilizar el pago de los créditos.

Al 21 de marzo del 2020, en el país centroamericano se contabilizan 117 personas contagiadas y han fallecido dos personas (dos adultos mayores de 87 años).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s